Buscador

Puente sobre el Bidasoa con Irún al fondo
Puente sobre el Bidasoa con Irún al fondo

De Bilbao a Irún

Para viajar de Bilbao a Irún, elige viajar con ALSA en autobús, disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Solo con ALSA puedes viajar de Bilbao a Irún en bus con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos.

Información útil

  • Frecuencias: Más de 10 servicios diarios en cada sentido (servicios nocturnos, directos o con paradas, según horario).
  • Horarios: De 01.15 h a 22.00 h.
  • Distancia entre ciudades: 120 km. Todo el tramo discurre por autovía.
  • Duración del viaje: entre 1.35 h y 2.25 h, dependiendo del servicio.

Estaciones de Bilbao e Irún

Los autobuses hacia Bilbao salen de Irún desde la Estación de Autobuses Termibus de Bilbao, situada en Gurtubay Kalea, 1.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público y autobuses y disponen de parking público. Tu viaje terminará en la terminal de buses de la Estación de Tren de Irún, situada en Estación Renfe Kalea, s/n.

Qué ver en Bilbao

Una ciudad en la que te sorprenderá el moderno diseño de construcciones como el Museo Guggenheim o los puentes de Zubizuri y La Salve, hasta construcciones en el casco antiguo como la Catedral de Santiago. No olvides visitar la Iglesia de San Antón o el Puente de la Merced. Súbete al Monte Artxanda para obtener las mejores vistas del Gran Bilbao, desde donde podrás divisar la ría, el Estadio de San Mamés o el magnífico Ayuntamiento.

Qué ver en Irún/Irun

Ciudad fronteriza, Irún juega un papel clave en el tránsito económico y social a ambos lados de la frontera, situada a escasos metros de la ciudad francesa de Hendaya. Paseando por las calles de la ciudad puedes observar numerosas expresiones de arte como la Iglesia de Santa María del Juncal construida en el siglo XVII y la Ermita de Santa Elena. También son dignas de contemplar la fachada del hospital Sancho y el Palacio de Urdanibia. Un lugar lleno de encanto en el que también podrás disfrutar de la naturaleza en observando maravillas como el macizo granítico de Peña de Aia y la desembocadura del Bidasoa.