Historia de ALSA

Para conocer los orígenes de la empresa hay que remontarse al siglo XVIII, donde en el puerto de Leitariegos, en la montaña asturiana, los antepasados de la familia Cosmen se dedicaban, al menos desde 1728, al transporte de mercancías y pasajeros a Castilla a través del puerto de Leitariegos.

A finales del siglo XIX las carreteras occidentales de Asturias fueron testigo del nacimiento de nuestra empresa, que hacía el trayecto de Luarca-Oviedo en 15 horas. Años más tarde, en 1899, "El Luarca, automóviles de viajeros" mejora ese tiempo en ocho horas con sus recién adquiridos coches de vapor, los primeros de la empresa.

A comienzos del siglo XX, la sociedad experimenta un profundo cambio: los avances tecnológicos permiten sustituir la tracción animal por las máquinas de vapor y por los motores de explosión

El transporte de viajeros y de mercancías es de vital importancia, tanto por el suministro como por propiciar el desarrollo e intercambio sociocultural entre las comunidades.

La zona occidental de Asturias despega en una trayectoria de desarrollo económico. "Automóviles El Luarca" participa en ese crecimiento realizando su primer viaje con un coche de motor de gasolina en junio de 1916.

Apoyándose en la experiencia acumulada, en 1923 se constituye, la sociedad Automóviles Luarca, S.A. (A.L.S.A.), materializándose en un esquema moderno las bases de toda una serie de actividades relacionadas con el transporte.

La década de los sesenta marca un punto de inflexión en la historia de ALSA: José Cosmen se incorpora entonces a la compañía, y bajo su dirección y liderazgo se inicia el constante crecimiento de la empresa, hasta convertirla en el mayor grupo español de transporte de viajeros por carretera y único presente en varios continentes. 

En 1964 se pone en marcha la primera línea internacional Oviedo-París-Bruselas y el servicio regular Asturias-Madrid. Estas nuevas incursiones hacen posible que sus vectores se dirijan a otros puntos de Europa (Suiza y Portugal), ampliando paso a paso su red de transporte en Europa y llegando a nuevas comunidades en España.

El proceso de internacionalización fuera del ámbito europeo se inicia en 1984 con la implantación en la República Popular China. El siguiente paso es la entrada en el Reino de Marruecos mediante la adjudicación de la gestión del transporte urbano de Marrakech, obtenida en 1999, al que siguió el de Agadir y más recientemente, el de las ciudades de Tánger y Khouribga .

Empresas punteras en sus respectivas regiones (Galicia, Cantabria y Castilla y León) pasan a formar parte de ALSA en los años 90. En 1999, ALSA adquiere la empresa pública Grupo Enatcar.

Trasladándonos a nuestro presente, el momento más importante está marcado por la integración en 2005 con el operador británico National Express Group, y más recientemente, la adquisición en el año 2007 del Grupo Continental Auto, segundo operador nacional de transporte de viajeros por carretera.

Automóviles Luarca S.A., 100 años de flota

Si quieres conocer más sobre la historia y la flota de ALSA, puedes consultar el libro:

Automóviles Luarca S.A., 100 años de flota. (PDF 67Mb)