Buscador

Benidorm, Vista de la ciudad desde el mar
 

De Valencia a Altea

Para viajar de Valencia a Altea, elige viajar con ALSA en autobús, disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Sólo con ALSA puedes viajar de Valencia a Altea en autobús con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos.

Información de los autobuses de Valencia a Altea

Precio del billete desde: 15,60 €
Frecuencia de autobuses: 3 diarios
Primer autobús sale: 07:00
Último autobús sale: 16:00

Estaciones en Valencia y Altea

Los autobuses hacia Altea salen de Valencia desde la Estación de Autobuses de Valencia, situada en calle de Menéndez Pidal, 11.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público, autobuses y disponen de parking público. Tu viaje terminará en la Estación de Autobuses de Altea, situada en el Carrer la Mar, 135-137.

Qué ver en Valencia

Valencia es uno de los enclaves más populares de la costa mediterránea que combina su pasado cultural con los mayores exponentes de la arquitectura moderna. El casco antiguo de la ciudad, con construcciones como el Mercado Central, La Lonja de la Seda o la catedral, se mezcla con maravillas vanguardistas como la Ciudad de las Artes y las Ciencias, uno de los complejos arquitectónicos modernistas más importantes del mundo. El ocio nocturno es también uno de los reclamos de Valencia, con algunas de as discotecas y pubs más conocidas a nivel nacional. Relájate de tu paseo tumbándote en sus playas o visita los restaurantes locales para saborear lo mejor del mar.

Qué ver en Altea

Este pueblo pesquero de la costa alicantina presenta una preciosa estampa de casas blancas que salpican la bahía. Las estrechas y adoquinadas calles de Altea te irá revelando construcciones como la Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo, con sus famosas cúpulas azules conocidas como “las cúpulas del Mediterráneo”. Numerosos museos salpican la ciudad de arte pero sin duda no puedes dejar de visitar los restos de la Muralla y el “Castell de L’Olla” que acoge cada verano un evento piro-musical con gran afluencia turística. No puedes irte sin probar las recetas más tradicionales de la región como los caracoles con cebolla, el cruet de pescado o el arroz “empedrat”.