Buscador

Madrid, Puerta de Alcalá

 

Ruta Avilés - Madrid

Para viajar de Avilés a Madrid elige viajar con ALSA en autobús disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Sólo con ALSA puedes viajar de Avilés a Madrid con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación, podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos.

Información de los autobuses de Avilés a Madrid

Precio del billete desde: 20,90 €
Frecuencia de autobuses: 2 diarios
Primer autobús sale: 00:30
Último autobús sale: 13:00

Estaciones de Avilés y Madrid

Los autobuses hacia Madrid salen de Avilés desde en la Estación de Autobuses de Avilés, situada en la Av. Telares, 27.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público, autobuses y disponen de parking propio. Tu viaje terminará en la Estación de Autobuses Madrid Sur, situada a en la calle Méndez Álvaro, 83 o en el Aeropuerto de Madrid Barajas T4.

Qué ver en Avilés

Una hermosa ciudad en la que sus calles le contarán historias del pasado. Desde la Plaza Mayor, puedes caminar haciendo un recorrido a pie admirando monumentos y construcciones como la Iglesia de San Nicolás de Bari o el centro cultural Niemeyer. Preciosos paisajes de frondosa vegetación como el Parque de Ferrera, donde podrás disfrutar de la naturaleza que recorre este fantástico entorno. Avilés es famosa por sus numerosos eventos gastronómicos como el Festival de la Cerveza, la Feria del Queso y el Vino, Sabores de Plaza en Plaza o Bocados Marineros.

Qué ver en Madrid

Madrid es una gran ciudad que a todas horas tiene algún plan que ofrecer. Para los amantes de la historia será un placer pasear por sus calles encontrando a su paso vestigios del pasado como el Viaducto, la Puerta de Alcalá o el Palacio de las Comunicaciones. Sus jardines y parques te invitan apasear disfrutando de la naturaleza y admirando su belleza, siendo uno de los más concurridos, el Parque del Retiro. En sus restaurantes, bares y pubs encontrará la mejor gastronomía y toda la diversión que desees en esta ciudad que nunca duerme.