angle-left Alsa presenta su nueva marca

Alsa presenta su nueva marca

Madrid, 4 de diciembre de 2019.- Alsa está de estreno. La compañía ha presentado en un acto celebrado en Madrid que ha reunido a más de 300 empleados de todas sus áreas la nueva marca de la compañía.

La nueva marca supone una evolución significativa en el posicionamiento de la compañía: desde una visión tradicional del transporte, ligada principalmente a los autobuses de largo recorrido, a una visión actual de la movilidad, que se resume en su posicionamiento como un operador que ofrece soluciones de movilidad sostenible, multimodal y conectada.

Para la nueva plataforma de marca, Alsa ha definido su nuevo propósito, "acercar a las personas y conectar el mundo de una manera segura y sostenible", y su nuevo posicionamiento: ofrecer las mejores soluciones integradas de movilidad, seguras y sostenibles, para que las personas se muevan con libertad, dónde y cuándo quieran, ofreciendo una movilidad fácil, puerta a puerta. Con esta evolución Alsa quiere hacer frente a los retos de nueva movilidad, en la que han aparecido nuevos actores ajenos al transporte tradicional, y en el que ya no se habla de transporte, sino de una movilidad conectada, compartida, autónoma y sostenible. Por ello con su nueva marca Alsa se adapta a los nuevos modos de transporte, colaborativos, sostenibles e integrados.

El presidente de Alsa, Jorge Cosmen, señaló durante la presentación de la nueva marca que en Alsa "siempre nos hemos centrado en mejorar y seguir innovando para dar una mejor experiencia a nuestros clientes".

Para Jorge Cosmen, "nuestro negocio se enfrenta a un cambio de época y necesitamos una marca capaz de maximizar todo el potencial que tiene para conectar racional y emocionalmente con los clientes. Alsa tiene la oportunidad de sacarle más partido a su marca: potenciar lo mejor que tenemos como compañía y actualizar la forma en la que nos mostramos al exterior, teniendo en cuenta el entorno urbano como palanca de crecimiento y trascendiendo del negocio del autobús ofreciendo otros modos".

Según el presidente de Alsa "nuestra evolución no es sólo un cambio de logotipo. Nuestro objetivo con este cambio va mucho más allá: se trata de que los clientes nos perciban como una compañía innovadora, capaz de ofrecerles nuevas soluciones de movilidad, y así seguir creciendo de forma sostenible en el futuro, manteniendo el valor de una compañía sólida".

La elaboración de la nueva estrategia de marca ha sido fruto de un exhaustivo trabajo de investigación y análisis, que ha contado con el asesoramiento de Interbrand, consultora de marca líder a nivel nacional e internacional. Ha sido un proceso interdisciplinar de gran envergadura, en el que han participado todos los stakeholders de la compañía.

El resultado ha sido la reinvención de una marca icónica en nuestro país, lanzando una nueva marca más global, más actual, más dinámica y emocional, dotándola de nuevos activos para liderar el nuevo entorno, y capaz de representar a la compañía en todos sus ámbitos (urbano, regional, larga distancia…), todos sus mercados (España, Marruecos, Suiza…) y todos sus públicos. Y, al mismo tiempo, renovar su expresión gráfica, teniendo en cuenta que la primera versión del actual logotipo de la compañía data del año 1946, aunque ha sufrido diversas actualizaciones a lo largo de todos estos años, la última en el año 2011.

Sobre la nueva expresión visual

El nuevo posicionamiento de Alsa debía tener un impacto en su expresión visual, desde el logotipo hasta la redefinición del resto de elementos, colores, tipografías y gráfica secundaria.

Borja Borrero, Executive Creative Director de Interbrand, explica el cambio así: "La nueva marca responde a un mercado que está transformando la movilidad en un servicio, con un gran número de nuevos players ajenos al transporte tradicional. Con su nueva marca, Alsa conectará racional y emocionalmente, a través de la experiencia, con sus clientes actuales y futuros".

Partiendo de sencillos símbolos geométricos que se integran y combinan de diferentes maneras, se desarrolló un lenguaje sencillo que transmite el futuro de Alsa: la prestación de servicios de movilidad sostenible, multimodal e integrada. El juego con estas formas geométricas inspiró el nuevo logotipo. Cada una de las flechas incorporada en las letras apuntan a uno de los puntos cardinales, asociando así la marca con un componente explorador que invita al movimiento y conectándola de una manera mas amigable y emocional con sus públicos. Alsa apuesta por el azul cian, un color que se asocia en mayor medida con el universo digital.

La nueva expresión visual de Alsa se implementará gradualmente en los múltiples puntos de contacto, iniciándose en su flota de autobuses para luego ir implantándose en los distintos soportes: estaciones de autobuses, canales digitales…

Con el estreno de su nueva identidad, Alsa quiere reflejar lo que ya es y prepararse para el futuro, posicionándose como una marca multimodal, digital, y en permanente evolución para seguir conectando con todos sus públicos.