ALSA consigue el Sello de Excelencia Europea EFQM 500

ALSA consigue el Sello de Excelencia Europea EFQM 500

Es una de las 94 entidades españolas que en estos momentos cuenta con el Sello de Excelencia Europea EFQM 500+ y la única del sector del transporte con este certificado vigente. Esta certificación es concedida por el Club Excelencia en Gestión, tras superar con éxito una evaluación externa realizada junto con AENOR.

Madrid, 16 de enero de 2018.- La compañía de transporte de viajeros por carretera ALSA ha recibido el certificado correspondiente al Sello de Excelencia Europea EFQM 500+, por lo que pasa a formar parte del reducido grupo de 94 entidades españolas que actualmente cuentan con un Sello de Excelencia Europea EFQM 500+, y la única empresa del sector de transporte de viajeros español con este sello vigente.

Francisco Iglesias, consejero delegado de ALSA (en el centro) recibe el certificado de manos de Jesús Gómez-Salomé, director de Comunicación y Marca de AENOR (izquierda), y de Ignacio Babé, secretario general del Club de Excelencia en Gestión (derecha).

El Consejero Delegado de ALSA, Francisco Iglesias, recibió el certificado de manos de Ignacio Babé, Secretario General del Club Excelencia en Gestión, y de Jesús Gómez-Salomé, Director de Comunicación y Marca de AENOR. El Sello de Excelencia Europea EFQM 500+ distingue a aquellas organizaciones que, como ALSA, siguen una estrategia orientada hacia la excelencia y han logrado alcanzar los objetivos marcados, y es concedido por el Club Excelencia en Gestión, tras superar con éxito una evaluación externa realizada junto con AENOR.

El EFQM 500+ es el máximo nivel de reconocimiento que otorga el Club Excelencia en Gestión a las organizaciones.

 

CAMINO A LA EXCELENCIA

Tras más de una década liderando los sistemas de calidad certificada en el sector, en 2014 ALSA decidió apostar por el Modelo EFQM como modelo de referencia, obteniendo en 2015 el Sello 400+. Animados por la experiencia y las áreas de mejora detectadas, inició un amplio proyecto transversal de mejora de todo el sistema de gestión, liderado por la alta dirección de la compañía, denominado Proyecto Norte, que ha culminado con la obtención del Sello 500+.

Junto al fomento de la mejora continua y la innovación como esencia del modelo de excelencia, para ALSA la consecución de este sello implica la necesidad de trabajar orientados no solo a la satisfacción de sus clientes, sino también de los distintos grupos de interés con los que interactúa la compañía, en unos entornos cada día más cambiantes y con modelos de negocio en constante transformación.

Para Francisco Iglesias, Consejero Delegado de ALSA: 

La excelencia forma parte de nuestros valores corporativos, por lo que, siendo importante la obtención del Sello EFQM 500+, para nosotros lo más importante es el cambio y la transformación que implica el modelo europeo en la gestión de nuestra organización, que nos sitúa en la senda de la mejora continua.

Jesús Gómez-Salomé, Director Corporativo de Comunicación y Marca de AENOR, destacó que:

ALSA es un gran ejemplo de las empresas españolas que son campeonas mundiales en su sector. Para conseguirlo ha hecho de su compromiso con la mejora continua un eje clave de su capacidad competitiva; en campos que van de la gestión excelente a la seguridad vial o la calidad del servicio a los pasajeros.

Ignacio Babé, Secretario General del Club Excelencia en Gestión, afirmó que:

ALSA es una empresa que ha entendido que el futuro pasa por unos resultados equilibrados entre accionistas, clientes, personas, pero también con la sociedad, y a esto se le denomina hoy sostenibilidad económica y social. La rigurosa evaluación externa llevada a cabo por AENOR y el Club Excelencia en Gestión en diciembre de 2017, hoy se ve recompensada con el Sello EFQM 500+, máximo galardón que entregamos a las empresas excelentes, como reconocimiento a la transformación llevada a cabo en los últimos años. Es un orgullo para nosotros que ALSA sea un socio muy activo del Club Excelencia en Gestión, que continúe su camino hacia la excelencia y muestre su gestión excelente al exterior, contribuyendo de esta forma a la mejora de la competitividad de nuestro país.

Una vez reconocido el enorme potencial que representan el camino de la excelencia y el Modelo EFQM, para ALSA la entrega de este sello supone un nuevo estímulo para consolidar el trabajo realizado en los últimos años y seguir mejorando en los próximos.