Cercador

monumento al encierro
 

De San Juan de Luz a Pamplona

Para viajar de San Juan de Luz a Pamplona, elige viajar con ALSA en autobús, disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Sólo con ALSA puedes viajar de San Juan de Luz a Pamplona en autobús con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos.

Estaciones en San Juan de Luz y Pamplona

Los autobuses hacia Pamplona salen de San Juan de Luz desde la Estación de Autobuses de San Juan de la Luz, situada en el Boulevard du Commandant Passicot, 9.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público, autobuses y disponen de parking público. Tu viaje terminará en el la Estación de Autobuses de Pamplona, situada en la calle Yanguas y Miranda, 2.

Qué ver en San Juan de Luz

La ciudad francesa de San Juan de Luz es popular por la mezcla de tradiciones vasco-francesas que se dan todos los aspectos de su cultura. Con un fuerte pasado marinero, la ciudad destaca por sus impresionantes playas bañadas por las aguas del Cantábrico, como la playa d’Erromadie o la famosa playa de San Juan de Luz. Contempla los impresionantes acantilados de Soccoa y Sainte Barbe, visitala Maison de l’Infante y el Parque Ducontenia y adéntrate en la ciudad que cautiva al visitante con sus numerosas plazas y las terrazas en las que sentarse y disfrutar del ambiente vaco-francés.

Qué ver en Pamplona

Pamplona es conocida mundialmente por su fiesta más importante, San Fermín, que cada mes de julio llena la ciudad de visitantes que llegan de todo el mundo para disfrutar del chupinazo y el ambiente festivo. El centro de Pamplona alberga maravillas como la muralla y la Ciudadela de Pamplona donde disfrutar de unas impresionantes vistas de la ciudad. La Plaza del Castillo, que data de la época medieval, donde disfrutar de los días soleados y donde se encuentra el Palacio Goyeneche del siglo XVII con su espectacular fachada. De la gastronomía Navarra destacan productos como los pimientos del piquillo, el cordero en chilindrón o los roscos bendecidos por San Blas.