Buscador

Calles de la ciudad de Plasencia, Extremadura
Calles de la ciudad de Plasencia, Extremadura

Ruta Salamanca - Plasencia

Para viajar de Salamanca a Plasencia, elige viajar con ALSA en autobús, disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Solo con ALSA puedes viajar de Salamanca a Plasencia en autobús con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos.

Información de los autobuses de Salamanca a Plasencia

Precio del billete desde: 7,20 €
Frecuencia de autobuses: 8 diarios
Primer autobús sale: 01:20
Último autobús sale: 16:30

Estaciones de Salamanca y Plasencia

Los autobuses hacia Plasencia salen de Salamanca desde la Estación de Autobuses de Salamanca, situada en la Avenida Filiberto Villalobos, 71.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público y autobuses y disponen de parking público. Tu viaje terminará en la Estación de Autobuses de Plasencia, situada en la Calle de Tornavacas, s/n.

Qué ver en Salamanca

Salamanca, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1988, cuenta con la Universidad más antigua de España (1218) y una de las más prestigiosas del mundo hispánico y a nivel europeo; este hecho hace de ella una ciudad que respira ambiente universitario por todos sus rincones. Además cuenta con dos catedrales, la Vieja, de estilo románico del siglo XII y la Nueva, finalizada en el siglo XVIII. El Puente Romano que cruza el famoso río Tormes y las Escuelas Mayores y los Conventos son parte del gran Patrimonio Histórico y Arquitectónico que no debes perderte.

Qué ver en Plasencia

Esta ciudad cacereña, cruce de caminos entre la Sierra de Gredos, Extremadura y la Meseta Norte, cuenta con un importante Patrimonio Histórico, formado por su Muralla (cruzada por sus ocho puertas), su Acueducto de estilo románico, y sus dos catedrales: la Vieja, del siglo XIII en la que se observan el estilo románico y el gótico y la Nueva, del siglo XVI de la que podemos destacar sus impresionantes fachadas de estilo plateresco, además de los palacios y las casas señoriales del casco antiguo.