Alsa se acoge a las recomendaciones de las autoridades sobre la responsabilidad en los desplazamientos. Por eso en Alsa hemos reforzado nuestros protocolos de seguridad y limpieza frente a la COVID-19 para ofrecerte una Movilidad Segura.

Nuestros protocolos han sido certificados por AENOR con el sello frente al COVID-19 y con el de Safe Tourism del Instituto de Calidad Turística para el transporte de viajeros que avala la efectividad de los procesos de protección, limpieza y desinfección implantados.

Nuestros servicios se realizan cumpliendo unos estrictos controles para garantizar la seguridad, tanto de viajeros como de conductores.

Calidad del aire interior

Mediante ensayos en distintos trayectos se ha obtenido que los sistemas de climatización y aire acondicionado de última generación de los vehículos de Alsa aseguran cada 2-3 minutos la completa renovación del aire del habitáculo mediante aporte exterior. Esto supone que, por cada hora de viaje, el aire interior se ha renovado al menos en 20 ocasiones, un valor muy superior a lo recomendado por los organismos internacionales.

Para mejorar aún más la calidad del aire interior, hemos instalado en toda nuestra flota purificadores de aire y filtros de carbón bioactivo que eliminan el 99% de partículas y destruyen contaminantes biológicos como bacterias y virus.

Además, en vehículos de largo recorrido estamos instalando unidades del sistema BIOW, el primer sistema de desinfección del aire específicamente diseñado para autobuses que elimina el 99,99% de bacterias y virus, incluido el SARS-CoV-2 (encuentra aquí más información).

Así mismo, hemos establecido nuevos protocolos de ventilación específicos para todos nuestros vehículos y servicios, basados en los mencionados ensayos de renovación del aire. Para cada caso, nuestros conductores tienen regulada la climatización con un caudal de aire exterior óptimo entre el confort y la ventilación, y siempre, manteniendo desactivada la función de recirculación del aire interior, de modo que se asegura la renovación con aire exterior.

Limpieza y desinfección

Nuestros protocolos frente a la COVID-19 han sido certificados por AENOR y por Safe Tourism/Turismo Seguro, y cumplen sobradamente los preceptos publicados por el Ministerio de Transportes y el Ministerio de Sanidad en su protocolo para el transporte público.

Hemos reforzado todas las medidas de desinfección en los autobuses, seguimos un estricto protocolo de limpieza y desinfección que complementamos con técnicas novedosas como la micropulverización. De este modo, garantizamos una limpieza y desinfección profunda de los vehículos con periodicidad mínima diaria, prestando especial atención a los elementos de mayor contacto como: pulsadores de acceso, asideros, pasamanos, reposabrazos, respaldo y cabecero de las butacas, bandejas individuales, WC, etc.

Empleamos productos viricidas de alta eficacia, autorizados por el Ministerio de Sanidad, y aplicados por personal formado para su correcta utilización.

Dotación anti-COVID de nuestros vehículos

En nuestros servicios de largo recorrido estamos instalando lámparas de luz ultravioleta tipo C para la desinfección automática de los WC después de cada uso. Esta luz se activa automáticamente al cerrar el WC y siempre que no se detecte a ninguna persona dentro de la cabina, y llega a todos los rincones del habitáculo, destruyendo los virus y bacterias en cuestión de minutos.

Nuestros vehículos de largo recorrido cuentan con dispensadores de gel hidroalcohólico en los accesos para su uso por parte de los viajeros. Además, en numerosos servicios entregamos, de manera gratuita, toallitas o kits higiénicos a los pasajeros.

También hemos retirado las alfombras del piso para facilitar las labores de limpieza y desinfección. Por último, todos nuestros vehículos cuentan con cartelería y elementos multimedia permanentemente actualizados con las normas y recomendaciones de viaje.

Ocupación de vehículos

Desde Alsa cumplimos íntegramente las normativas y recomendaciones de las autoridades competentes (Ministerio de Sanidad y Ministerio de Transportes).

Son estos organismos los que establecen las directrices respecto a la ocupación máxima de los autobuses, que pueden ser diferentes en función del ámbito territorial y la tipología de cada servicio.

Por norma general, permiten el 100% de la ocupación de las plazas sentadas en servicios interurbanos.

Conductores protegidos y preparados

Todos los conductores cuentan con EPIs y elementos de autoprotección acordes a su actividad y validados por las autoridades sanitarias: mascarillas, dispensadores de gel hidroalcohólico, etc.

Nuestro personal de conducción está continuamente formándose para ofrecer un servicio más seguro, también en cuanto a medidas de actuación para minimizar el riesgo de contagio frente al COVID. Reciben instrucciones detalladas sobre cómo tienen que actuar en cada momento y situación.

Además, gran parte de la flota cuenta ya con cortinas o mamparas para aislar el puesto de conducción del resto del pasaje, durante el embarque y desembarque de viajeros.

Prohibido consumir alimentos a bordo

Para garantizar la seguridad de todos, está prohibido consumir alimentos a bordo, con objeto de evitar que se viaje sin mascarilla.

Acorde con esta medida, también hemos suprimido temporalmente los servicios con asistente a bordo y con catering.