Buscador

Basílica San Vicente, Ávila
Basílica San Vicente, Ávila

Ruta Lisboa - Ávila

Para viajar de Lisboa a Ávila, elige viajar con ALSA en autobús, disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Solo con ALSA puedes viajar de Lisboa a Ávila en autobús con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos

Información de los autobuses de Lisboa a Ávila

Precio del billete desde: 18,00 €
Frecuencia de autobuses: 2 diarios
Primer autobús sale: 07:00
Último autobús sale: 07:30

Estaciones de Lisboa y Ávila

Los autobuses hacia Ávila salen de Lisboa desde la Estación de Autobuses Lisboa Oriente, situada en Av. Dom João II, 1900-233 o la Estación Sete Rios, en Praça Marechal Humberto Delgado, 1500-423.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público y autobuses y disponen de parking público. Tu viaje terminará en la Estación de Autobuses de Ávila, situada en la Av. Madrid 2.

Qué ver en Lisboa

Lisboa se caracteriza por calles estrecha con coloridas fachadas que conducen a plazas llenas de encanto y finalmente, a la costa. Recorre la ciudad como un auténtico lisbonenses, a través de los tranvía y elevadores que unen lugares como la Torre Bélem, Praça do Comércio, el Monumento a los Descubrimientos, el Parque Eduardo VII o el majestuoso Puente 25 de Abril que cruza el estuario del tajo. Acércate a sus maravillosas playas y date un chapuzón en las aguas del Atlántico. Lisboa ofrece una animada vida nocturna inundada por un ambiente de los más bohemio y multicultural.

Qué ver en Ávila

Ávila es conocida por sus murallas medievales intactas y por un casco antiguo plagado de monumentos de gran valor histórico. Lo mejor es recorrerla a pie, paseando rincones como la Basílica de San Vicente, la catedral, el Monasterio de Santo Tomás y su conjunto de palacios, como el de los Verdugo. Indispensable es visitar su muralla medieval, intacta después de siglos. La gastronomía avilesa es famosa por especialidades como la Monda de Mombeltrán el cochinillo asado o las yemas de Santa Teresa.