Buscador

De Bilbao a Stuttgart

De Bilbao a Stuttgart

Para viajar de Bilbao a Stuttgart, elige viajar con ALSA en autobús, disfrutando de un viaje rápido, cómodo y agradable. Solo con ALSA puedes viajar de Bilbao a Stuttgart en autobús con el mejor precio garantizado. Además, si compras en www.alsa.es con antelación podrás aprovechar nuestras ofertas de precios más baratos.

Información útil

  • Frecuencias: Más de 10 servicios diarios en cada sentido (servicios nocturnos, directos o con paradas, según horario).
  • Horarios: de 1.30 h a 20.30 h.
  • Distancia entre ciudades: 1.431 km. Todo el tramo discurre por autovía.
  • Duración del viaje: De 21h 30 a 22h 00, dependiendo del servicio.

Estaciones de Bilbao y Stuttgart

Los autobuses hacia Stuttgart salen de Bilbao desde la Estación de Autobuses de Bilbao, situada en Gurtubay Kalea, 1.

Todas las estaciones están comunicadas con la red de transporte público, metro y autobuses y disponen de parking público. Tu viaje terminará en la terminal de autobuses SAB, situada en 346, 70629 Stuttgart.

Qué ver en Bilbao

En Bilbao puedes encontrar desde el moderno diseño del Museo Guggenheim hasta el casco antiguo medieval. Paseando por el centro encontrarás la Iglesia de San Antón y Puente de la Merced entre otras muchas construcciones. Museos, cines y teatros donde encontrarás una magnífica programación de eventos durante todo el año. A su paso irás encontrando multitud de restaurantes y bares donde degustar los deliciosos platos típicos y pintxos.

Qué ver en Stuttgart

La sexta ciudad alemana es famosa por su industria automovilística y rica historia. La Plaza Schillerplatz, en el centro histórico, se destaca por albergar el edificio más antiguo de la ciudad. A destacar son sus bellos castillos, como el Altes Schloss y el Neues Schloss. Stuttgart es única en Alemania por sus viñedos, los cuales crecen en las colinas de su entorno. Los amantes del esparcimiento al aire libre podrán encontrar en el Schlossgarten o Jardines del Palacio un lugar ideal, frecuentado por locales y turistas. No podemos irnos sin probar platos típicos como el Maultaschen o los Schupfnudeln.