Buscador

Viaja a Zaragoza

Las calles de Zaragoza son un amalgama de  historia e influencias de los íberos, romanos, árabes y cristianos, mezcla que le da una riqueza muy poco común.

Para visitar la ciudad se puede optar por una de estas tres rutas diferentes. La ruta que proviene del Camino "Catalán" de Santiago recorre la provincia visitando las poblaciones más destacadas. Con la Ruta Mudéjar empezarás por Zaragoza capital, visitando lugares como la Seo, el Palacio de la Alfajarería, la Iglesia de San Pablo, la de Santa María Magdalena, San Miguel de los Navarros y San Gil. También recorrerás poblaciones como Muel, Longares, Paniza, Daroca, Calatayud, Magallón, Borja, Alberite de San Juan y Tarazona. Con la tercera ruta, la del Románico, visitarás casi toda la provincia al completo, descubriendo todos sus castillos, conventos, monasterios e iglesias de estilo románico y medieval.

Con ALSA llegarás a la Estación de Autobuses de Zaragoza y podrás visitar uno de las construcciones más emblemáticas y populares, la Basílica de Nuestra Señora del Pilar, lugar de peregrinación de estilo barroco. También son dignas de admirar fachadas como la del Ayuntamiento, el edificio de Correos o el Arco del Deán.

A tu paso encontrarás museos en los que descubrir secretos del pasado y exposiciones de todo tipo. Entre ellos se encuentra el Museo Teatro Caesaraugusta o el Museo de Zaragoza, con restos arqueológicos y pinturas.

La parte más moderna de la ciudad se refleja en edificios como Casa Juncosa, Casa Molins, Casa Retuerta, declarada Monumento Nacional, el Casino Mercantil y el Kiosko de la Música.

Una estupenda gastronomía te espera en los mejores restaurantes. Ingredientes naturales cultivados en la tierra y vinos excelentes te acompañarán a la mesa. Parques y plazas llenan de color y encanto decoran esta imponente ciudad.