En la zona destinada para el viaje de los pasajeros se puede llevar todo aquello que se considere equipaje de mano, que no represente una mercancía peligrosa y que no exceda las dimensiones ni el límite de peso de las bandejas situadas encima de los asientos. Y hay que evitar situar este equipaje en el pasillo del autobús por motivos de seguridad.

No todos los buses son exactamente iguales en cuanto a dimensiones de bandeja portaobjetos, por lo que, en última instancia, será el conductor el que, por temas de calidad y seguridad del viaje, acepte que el equipaje pueda subirse o no a la cabina del bus.

Si no encuentras lo que buscas, contacta con nosotros a través de nuestras redes sociales